Inicio toledo Investigadores que indagaron el crimen de Almonacid reportan incoherencias en los testimonios...

Investigadores que indagaron el crimen de Almonacid reportan incoherencias en los testimonios iniciales del acusado

TOLEDO, 7 (EUROPA PRESS)

La sesión vespertina del segundo día de juicio contra el acusado de acabar con la vida de su pareja en un camino vecinal próximo a la localidad toledana de Almonacid del Marquesado ha continuado con la declaración de varios agentes de la Guardia Civil que prestaron servicio en el día de los hechos, y que han venido a retratar varias contradicciones en los primeros testimonios del encausado.

Así, uno de los agentes ha detallado la llamada recibida tras el presunto atropello, donde ya se encontraban los compañeros de atestados, que requerían la presencia de la Benemérita por la presencia de datos y circunstancias que “no cuadraban” con el testimonio del acusado.

Leer más de Toledo:  El alcalde de Toledo destaca la necesidad de actualizar las tarifas del Patronato Deportivo para garantizar su continuidad

Se comprobó cómo la víctima seguía aprisionada bajo el vehículo “entre la rueda lateral delantera izquierda y trasera izquierda”.

El acusado había relatado que “pretendían dar unas clases prácticas de conducción a la señora”, pero que en un momento dado “habían mantenido una discusión porque él no quería dejarle conducir el vehículo y ella insistía en cogerlo”, momento en el que según el primer testimonio ella se bajó del vehículo y él, por error, “pisó el acelerador”.

Contradice este testimonio la primera de las versiones ofrecidas por el entonces detenido, ya que “en un primer momento informó de que había sufrido un accidente y que el atropello se produjo marcha atrás”.

Leer más de Toledo:  Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio recibe una paliza por parte de varias personas en Talavera

Con todo, y por el tipo de vehículo, “difícilmente se puede producir un atropello de esas características sin causar daños en el paragolpes delantero”.

También ofreció en el testimonio que tras el atropello había intentado sacar a la mujer de debajo del vehículo, algo que pretendió volviendo a dar marcha atrás y marcha adelante justo después de haberla intentado sacar de debajo del coche, lo cual explicaba para justificar por qué había sangre en el interior.

No había señales de frenada y los rastros de rueda eran marcha atrás, apuntando ante esto que “posiblemente” la rueda delantera no llegó a sobrepasar el cuerpo. De hecho, fue imposible sacar el cuerpo hasta que no llegó una grúa.

Leer más de Toledo:  Podemos exige a Padilla que pida disculpas a la ciudadanía por tratar de "asequible" un alquiler de 646 euros en Toledo

TENÍA LA ROPA INTERIOR AL REVÉS

Otro de los agentes ha precisado en el juicio que en la primera inspección del cuerpo, tenía la ropa interior al revés, algo que “llamó la atención”.

Como más aspectos de interés, los agentes que han prestado declaración han referido el intercambio de llamadas entre acusado y víctima a primera hora de la mañana el día de los hechos, así como otros extremos, como el hecho de que se encontró en la galería de la fallecida una fotografía del ahora encausado desde el interior del vehículo.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa ministra de Defensa asiste en Toledo a las prácticas de instrucción de militares de Ucrania
Artículo siguienteAle Acosta presenta su primer trabajo en solitario, El Porvenir, que fusiona su origen lanzaroteño con sonidos electrónicos vanguardistas