Inicio toledo El PP lidera los pactos en C-LM y el PSOE critica a...

El PP lidera los pactos en C-LM y el PSOE critica a los alcaldes del PP por “alinearse” con Génova

TOLEDO, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, se ha arrogado el liderazgo para conseguir pactos en defensa del agua en la región, empezando por el Pacto Regional del Agua y continuando con la posición adoptada el pasado jueves en las Cortes autonómicas; mientras que la portavoz del PSOE en el Parlamento, Isabel Abengózar, ha cargado contra los alcaldes ‘populares’ de Guadalajara y Toledo, Ana Guarinos y Carlos Velázquez, representantes de los territorios más afectados por el trasvase y que sin embargo “se alinean con Génova en contra de los castellanomanchegos”.

Primero era Núñez quien en rueda de prensa tras la reunión del Comité de Dirección del partido aseguraba que la posición del PP “quedó muy clara en materia de trasvase y de agua”, y el jueves en el pleno ya hubo un “importante acuerdo” del cual se arroga el liderazgo, afirmaciones realizadas sin entrar a valorar que Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, gobernadas por el PP, hayan sumado fuerzas para defender el trasvase.

Leer más de Toledo:  La Torta del Casar se alegra por la mayor protección que recibirá con el nuevo reglamento de la Unión Europea sobre indicaciones geográficas

Una defensa que desde el PSOE se valora como una unión “en contra de Castilla-La Mancha” que no ha sido criticada por el líder de los ‘populares’ de esta región.

Así, mientras Núñez aseguraba “aspirar a liderar a todos los castellanomanchegos”, el argumentario socialista ha girado en torno a lo “lamentable de que los alcaldes que están gobernando en estos dos territorios no hayan sido capaces de defenderlos, con tal de seguir las indicaciones de Génova y, por tanto, de su partido a nivel nacional”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorMadruga de Fedeto critica los “mundos de Yupi” de Díaz: “Al empresario se le exprime como un limón”
Artículo siguienteEl PSOE cree que si el PP aplicara un “criterio igual” a los miembros de su partido y a los socialistas, habría expulsado a muchos compañeros